Campaña revela la amenaza del TiSA a los empleos y derechos

May 11, 2017

Una nueva campaña que lanzará el día mañana la ITF (Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte) revelará la amenaza para el empleo y los derechos de los(as) trabajadores(as) que plantea el Acuerdo en comercio de servicios (TiSA, por sus siglas en inglés).

Esta nueva iniciativa recurrirá al poder de los sindicatos para luchar contra este acuerdo, que ha sido negociado en secreto por la Unión Europea y otros 22 países. Uno de los principales objetivos de la campaña es evidenciar definitivamente el peligro de los planteamientos del TISA  hacia los derechos, las condiciones y la democracia. Se proporcionará la información necesaria para oponérsele. La página web de la campaña es: www.tisameanstrouble.org

En el sitio web se puede encontrar la última investigación sobre los efectos del TiSA en los(as) trabajadores(as) del transporte, que fue realizada por la ITF y la Friedrich-Ebert-Stiftung (véase el informe completo en https://goo.gl/39AmQK o el resumen al final de este documento), junto con folletos, un poster (adjunto) y otras informaciones.

El Presidente de la ITF, Paddy Crumlin, comentó: “El TiSA podría fortificar las compañías más poderosas de la industria del transporte dándoles un trato preferencial. Lo que falta en este plan es el papel de los(as) trabajadores(as) y los(as) ciudadanos(as). Se implantarán serios obstáculos para cualquier gobierno que desee invertir, gestionar y operar su infraestructura nacional o, principalmente, para defender el trabajo decente, los términos y las condiciones en el transporte. Es nuestro deber como sindicalistas difundir la información y construir las alianzas necesarias para desafiar el acuerdo y la pérdida de democracia, así como desarrollar alternativas realistas y centradas en los(as) trabajadores(as)”.

El Secretario General de la ITF, Steve Cotton, declaró: “A pesar del muro de secretos construido alrededor de las conversaciones del TiSA, es indiscutible que el acuerdo representa una amenaza para los derechos y las condiciones de los(as) trabajadores(as), en especial la amenaza directa a los empleos de los(as) trabajadores(as) del transporte. Nuestro objetivo es difundirlo. Actualmente se han suspendido las negociaciones en espera de una agenda para una nueva ronda de conversaciones. Eso nos da una oportunidad única para realizar esta campaña de información contundente para desafiar este acuerdo que no nos representa y que es antidemocrático “.

FIN

Información a los medios

La campaña contra el TiSA se puede encontrar en www.tisameanstrouble.org, junto con materiales de campaña, folletos y el nuevo informe de la investigación: The trouble with TiSA: the Trade in Services Agreement and how it threatens transport workers’ jobs. (Disponible sólo en inglés)

 

Resumen del informe:

1. La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) es una federación mundial sindical. Las reglas que gobiernan el mercado global de servicios afectan la vida cotidiana de sus sindicatos afiliados y sus miembros. El Acuerdo en comercio de servicios (TiSA, por sus siglas en inglés) tiene el potencial de cambiar drásticamente el mercado global. Las negociaciones están actualmente paralizadas. Este es el momento para que la ITF y los trabajadores del transporte en todo el mundo hagan escuchar su voz.

TiSA: reglas corporativas para el siglo XXI

2. Desde el 2013, el TiSA ha sido negociado en secreto por un grupo de 23 países que se llaman The Really Good Friends of Services: Australia; Canadá; Chile; Colombia; Costa Rica; la Unión Europea; Hong Kong; Islandia; Israel; Japón; Lichtenstein; Mauricio; México; Nueva Zelandia; Noruega; Pakistán; Panamá; Perú; Corea del Sur; Suiza; Taiwán, China; Turquía y los Estados Unidos.

3. Ellos tienen la misión para crear un acuerdo del “siglo XXI” que sirva a los intereses de las corporaciones más poderosas del mundo durante las próximas décadas. Los gobiernos están de acuerdo en disminuir sus derecho para regular los servicios y las tecnologías, incluso las que aún no existen. Los gobiernos de Uruguay y Paraguay abandonaron este grupo luego de que campañas lideradas por sindicatos les exigieran su derecho a decidir su propio futuro.

4. Las corporaciones voceras, llamadas Equipo TiSA, están dominadas por gigantes tecnológicos como Microsoft, IBM y Google; operadores globales de logística y transporte como DHL, Fedex y UPS; y los principales grupos financieros como Citigroup y AIG. Todas estas corporaciones tienen un acceso privilegiado a los negociaciones. Los legisladores, sindicatos y movimientos sociales de los países del grupo TiSA están excluidos.

5. El Equipo TiSA quiere reglas globales que les permitan operar el comercio electrónico y las cadenas de suministro global sin restricciones en todo el mundo, usando plataformas digitales y nuevas tecnologías. TiSA requeriría que los gobiernos eliminen leyes nacionales y locales de los gobiernos que las corporaciones vean como barreras, incluyendo protecciones laborales de los(as) trabajadores(as), o al menos que se congelen y prometan nunca adoptar nuevas regulaciones que puedan restringir sus operaciones existentes o nuevas tecnologías (drones, robots y vehículos sin conductor, etc.). El TiSA le daría a otros gobiernos y corporaciones del TiSA el derechos para ejercer presión en contra de regulaciones que afecten sus intereses.

TiSA y la cuarta revolución industrial

6. El impacto radical de las nuevas tecnologías se le ha llamado la “cuarta revolución industrial”. El “libre comercio de servicios”, a través de TiSA, eliminaría las restricciones de acuerdo a su expansión. Esto significa una continua restructuración e inestabilidad conforme a las nuevas tecnologías, cambios del mercado, el costo de mano de obra y la automatización de las empresas. La riqueza corporativa está destinada a fortalecer el poder de quienes controlan las cadenas de suministro globales y las tecnologías digitales. Sus operaciones reales se ejecutarán a través de contratistas competitivos que emplearán una mano de obra internacional fragmentada, vulnerable, sin organización sindical y explotada.

7. La continua reestructuración y la inestabilidad crónica crearán desempleo a gran escala y trastornos sociales. Las tecnologías digitales están transformando y definiendo lo que hacen los(as) trabajadores(as), en donde se ubican; cómo, quién y en qué términos se emplean; su capacidad para organizarse y negociar colectivamente. Los(as) trabajadores(as) se están enfrentando en una batalla por su supervivencia, la cual, no ha sido creada por ellos(as).

8. Los(as) trabajadores(as) del transporte se enfrentan a estos retos cada día. El ritmo del cambio es impredecible. El transporte terrestre, aéreo y marítimo de mercancías seguirán siendo esenciales para trasladar los productos, pero desempeñarán papeles diferentes a medida que se reorganicen las cadenas de producción y de suministro. Las operaciones de ventas directa serán irreconocibles. Firmas tradicionales como DHL y Fedex podrían luchar para sobrevivir de acuerdo a operadores como Amazon o AliBaba que cambian el funcionamiento de la economía global.

9. El TiSA no causará esta nueva revolución. Se intensificará el ritmo actual de cambio, competencia e imprevisibilidad, y los gobiernos no serán capaces de abordar muchos de los problemas que se originarán. El acuerdo real incluye un texto básico basado en el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS, por sus siglas en inglés). Alrededor de 18 artículos abarcan sectores específicos como el transporte marítimo, aéreo y por carretera, servicios de entrega, movilidad laboral, servicios financieros y comercio electrónico. Las obligaciones de un país pueden ser impuestas por otros países del TiSA (no por sus corporaciones) a través de tribunales extraterritoriales donde los jueces serán expertos en comercio. Si se infringen las reglas, un país puede enfrentar serias penas contra su comercio de bienes, agricultura o servicios.

Lo que TiSA pretende hacer
· Permitir la reestructuración global del capital a través de nuevas tecnologías y plataformas digitales;

· Apoyar la logística y las cadenas de suministro globalmente integradas;

· Promover la competencia y la contractualización en la prestación de servicios;

· Eliminar los obstáculos a los servicios transfronterizos y la deslocalización;

· Prohibir políticas y estrategias nacionales que apoyen la economía y el empleo;

· Eliminar las obligaciones relacionadas con las normas laborales para los inversionistas extranjeros;

· Garantizar que las élites empresariales tengan derecho a entrar y trabajar en cualquier país del TiSA;

· Permitir que las empresas extranjeras utilicen trabajadores(as) extranjeros para prestar servicios en cualquier país del TiSA;

· Permitir a los empleadores evitar los convenios colectivos y eliminar la fuerza sindical  de los lugares de trabajo;

· Exigir enfoques pro-empresariales para la concesión de licencias, calificaciones y normas técnicas, incluidas las que afecten directamente a la mano de obra; y

· Debilitar el papel normativo de los organismos internacionales especializados, especialmente en el sector del transporte.

 

Los sectores de transporte y envíos de la ITF

10. Además de los impactos generales del TiSA en las economías nacionales y mundiales, algunos artículos se destinan específicamente a los sectores de envíos, marítimos, transporte aéreo y transporte por carretera. Sus objetivos reflejan las demandas de los grandes grupos de presión de la industria:
· El artículo de transporte aéreo tiene por objeto extender los derechos de las empresas extranjeras para operar en tierra, en operaciones aeroportuarias y servicios aéreos especializados en las mismas condiciones que las empresas locales.

· En el artículo de servicios marítimos es previsible el ataque al cabotaje marítimo (el sistema de reservar el comercio marítimo nacional de una nación a sus propios ciudadanos para asegurar la retención de trabajadores calificados y empleos decentes para el futuro de la industria) y a otros servicios que no contemplen a las empresas extranjeras, para garantizar el acceso de los operadores multimodales a toda la infraestructura de transporte en condiciones «razonables» y no discriminatorias.

· El artículo de los servicios de envío tiene por objeto desmantelar los monopolios postales, minimizar las obligaciones del servicio público y bloquear la liberalización y la desregulación de los servicios postales actuales y futuros, mientras que el artículo sobre comercio electrónico permite a las “cuatro grandes” empresas globales de entrega urgente (DHL, Fedex, TNT, UPS) construir economías de escala que refuercen su dominio en las cadenas de suministro globales.
11. Las normas del TiSA sobre la prestación de servicios y los servicios de transporte aéreo y marítimo también amenazan el papel de organizaciones internacionales especializadas como la OMI (Organización Marítima Internacional), la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional), la UPU (Unión Postal Universal)  y la OIT (Organización Internacional del Trabajo ). Estas son organizaciones en donde la ITF y otros sindicatos trabajan para proteger los derechos e intereses de los(as) trabajadores(as) y para equilibrar las preocupaciones económicas y sociales, de consumo y seguridad.